Martes, Noviembre 21, 2017 
A- A A+

Introducción

El Grupo de Acción Financiera (GAFI) es un organismo intergubernamental creado en 1989 por los ministros de sus jurisdicciones miembros, los objetivos del GAFI son establecer normas y promover la aplicación efectiva de las medidas legales, reglamentarias y operativas para combatir el lavado de dinero, la financiación del terrorismo y otras amenazas relacionadas con la integridad del sistema financiero internacional. Por consiguiente, el GAFI es un "órgano rector", que trabaja para generar la voluntad política necesaria para llevar a cabo reformas legislativas y reglamentarias nacionales en estas áreas.

El GAFI ha desarrollado una serie de recomendaciones que son reconocidos como el estándar internacional para la lucha contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva. Ellos forman la base para una respuesta coordinada a estas amenazas a la integridad del sistema financiero y ayudan a garantizar la igualdad de condiciones. Publicado por primera vez en 1990, las Recomendaciones del GAFI se revisaron en 1996, 2001, 2003 y más recientemente en 2012 para garantizar que se mantengan actualizados y relevantes, y que están destinados a ser de aplicación universal.

El GAFI supervisa el progreso de sus miembros en la aplicación de las medidas necesarias, revisa las técnicas de lavado de dinero y financiación del terrorismo y medidas a adoptar, y promueve la adopción y aplicación de medidas adecuadas a nivel mundial. En colaboración con otros actores internacionales, el GAFI trabaja para identificar vulnerabilidades a nivel nacional con el objetivo de proteger el sistema financiero internacional contra el uso indebido.

Recomendaciones del GAFI

El grupo de trabajo se le dio la responsabilidad de examinar las técnicas y tendencias de lavado de dinero, la revisión de la acción que ya había sido tomada en un nivel nacional o internacional, y el establecimiento de las medidas que aún necesitan ser tomadas para combatir el lavado de dinero. En abril de 1990, menos de un año después de su creación, el GAFI emitió un informe que contiene un conjunto de cuarenta recomendaciones, que estaban destinados a proporcionar un plan de acción global necesaria para luchar contra el blanqueo de dinero. En 2001, se añadió la elaboración de normas en la lucha contra la financiación del terrorismo a la misión del GAFI. En octubre de 2001 el GAFI emitió los Ocho Recomendaciones Especiales para hacer frente a la financiación del terrorismo. La continua evolución de las técnicas de lavado de dinero llevó el GAFI para revisar las normas del GAFI integral en junio de 2003. En octubre de 2004 el GAFI publicó un noveno recomendaciones especiales, que realza las normas internacionales acordadas para combatir el lavado de dinero y la financiación del terrorismo las 40+9 Recomendaciones. En febrero de 2012, el GAFI ha completado una revisión exhaustiva de sus normas y publicó las Recomendaciones del GAFI revisadas; Esta revisión tiene por objeto reforzar las salvaguardias globales y, además de proteger la integridad del sistema financiero proporcionando a los gobiernos con las herramientas más fuertes para luchar contra la delincuencia financiera. Ellos se han ampliado para hacer frente a las nuevas amenazas tales como la financiación de la proliferación de armas de destrucción masiva, y para ser más claro en la transparencia y más dura con la corrupción. Las 9 recomendaciones especiales sobre la financiación del terrorismo se han integrado plenamente con las medidas contra el lavado de dinero; esto ha dado lugar a un conjunto más fuerte y más claro o de las normas.

tasas
educfin
Actualizaciones
educfin