Como un esfuerzo gubernamental, hoy se lanzó la Política Nacional de Inclusión Financiera, con la participación de todas las instituciones que conformamos el Consejo Nacional de Educación Financiera, del cual forma parte esta Superintendencia.

Esta política, busca que todas las personas y empresas salvadoreñas sean partícipes de los beneficios del sistema financiero, respondiendo a las necesidades de la población, a través de una oferta responsable y sostenible de productos y servicios financieros que sean convenientes, alcanzables y seguros.

Los principales beneficios de esta Política son cuatro: generación de líneas de acción claras, promoción de un ecosistema digital, identificación de grupos vulnerables sobre los cuales estarán enfocadas las acciones y el establecimiento de esquemas de monitoreo y seguimiento de dichas acciones.

El Superintendente del Sistema Financiero, Gustavo Villatoro, expresó que, desde esta institución, se promoverá la apertura por parte de los supervisados para que brinden a los salvadoreños acceso a herramientas financieras.

Además, enfatizó que no es posible que un salvadoreño no cuente con acceso al sistema financiero. “Tenemos que construir mejores autopistas financieras para rescatar a nuestra gente de la pobreza”, dijo el Superintendente.

El representante del Banco Mundial en El Salvador, Oscar Valle, afirmó ser un socio estratégico en apoyar el desarrollo de esta Política, la cual permitirá beneficiar a la población con el acceso a instrumentos financieros ágiles, fáciles y al mismo tiempo seguros.

Estas acciones demuestran el compromiso del Gobierno del Presidente Nayib Bukele para generar condiciones financieras que les permitan a los salvadoreños poder contar con mejores condiciones de vida.