Con el fin de promover el desarrollo del mercado de valores en el país, se han eliminado las tarifas que se cancelaban para las solicitudes de asientos registrales en esta institución, en lo correspondiente a entidades emisoras de valores y a fondos de inversión.

A partir del 1 de enero del próximo año, ya no se pagará por el registro de emisiones de valores, que incluyan acciones, deuda, fondos de titularización y fondos de inversión abiertos y cerrados nacionales. También, aplica a registros de emisiones de valores extranjeros, fondos de ahorro previsional voluntario y cuotas de participación de fondos de inversión extranjeros (abiertos o cerrados).

Dicha decisión estratégica forma parte de los objetivos de esta institución, en la apuesta por el desarrollo de los sectores supervisados, buscando que el país sea una plaza financiera competitiva y atractiva para los emisores e inversionistas.

Al mismo tiempo, a partir de la buena experiencia que ya existe con la bolsa de valores del país, integrada con la de Panamá, esta resolución responde al interés de esta Superintendencia de impulsar la integración del mercado de valores con los países del triángulo norte, permitiendo una mayor competitividad y atracción del mercado de valores salvadoreño.

“Este sector es una fuente alternativa de financiamiento para el sector empresarial, entidades financieras e instituciones del Estado, por lo tanto, genera un impacto fundamental en la economía del país. Con estos incentivos buscamos también reducir la burocracia y hacer crecer la cultura bursátil, sin afectar la labor de supervisión que esta institución realiza”, afirma el Superintendente del Sistema Financiero, Gustavo Villatoro.

Agrega que se está trabajando por democratizar el mercado de valores, abriendo oportunidades para que toda persona que quiera invertir, pueda hacerlo.

Como Gobierno del Presidente Nayib Bukele, se tiene el compromiso de generar incentivos para la atracción de inversiones en el país, buscando, sobre todo el bienestar económico de la población salvadoreña.

 

18 de noviembre de 2020